domingo, 4 de marzo de 2018

Susanne Goga - El manuscrito de Leonardo

Inglaterra 1821: Georgina Fielding es una joven en edad casadera, pero la Geología le interesa mucho más que encontrar al marido ideal. El enigma que encierran la valiosa colección de fósiles y el misterioso diario que acaba de heredar despertará su curiosidad y, con la ayuda del escritor de viajes Justus von Arnau, se dispondrá a resolverlo pista a pista. El acertijo más indescifrable será, no obstante, el que les plantee una solitaria página, parte de un manuscrito desconocido, redactada en escritura especular, invertida, igual que las obras de Leonardo da Vinci... Y con un contenido perturbador. 
Susanne Goga nos invita a adentrarnos en los orígenes de aquella revolucionaria rama de la ciencia que, a principios del siglo XIX, socavó los cimientos de la fe cristiana: la Geología. Sin embargo, El manuscrito de Leonardo también narra la emocionante historia de una joven mujer que se rebela contra los convencionalismos y arriesga su reputación con el objetivo de descifrar el enigma de su origen. Y de lograr la felicidad que ansía. Una cautivadora novela histórica en la que el Códice Leicester de Leonardo da Vinci, el libro más caro jamás escrito, juega un papel decisivo. 

OPINIÓN PERSONAL:

Este libro lo encontré de oferta en una conocida cadena de supermercados y con solo ver la editorial lo cogí sin pensar más. Son de esos impulsos que a veces me dan, pero que casi nunca me han fallado. Y en esta ocasión tampoco. 
Con Bon Jovi sonando de fondo os pongo en órbita sobre la historia.

El comienzo es misterio y trágico al mismo tiempo. No comprendes lo de los baúles, por qué capturan y detienen a Joshua. Un personaje que me cautivó desde el principio y del que sabes mucho más hacia el final del libro.
Al siguiente capítulo hay un salto en el tiempo, en el que vemos a Georgina de pequeña con su tía abuela Agatha, a la que adora, y verá un descubrimiento del que nunca se olvidará: un enorme fósil, que otra niña pequeña encuentra.
Salto en el tiempo final. Georgina ya se ha convertido en una muchacha de edad casadera que su tía quiere casar a toda costa y cuanto mejor nombre y posición tenga el hombre mucho mejor, así nadie ahondará en el origen de la muchacha. Como protagonista es atrevida, ingeniosa, rebelde, le gusta leer y estudiar sobre una nueva ciencia la geología y todo ese mundo que gira alrededor de los fósiles. De hecho, la veremos vestida de hombre, en el exacto momento en el que se encuentra de frente con el protagonista masculino.
Justus Von Arnau. Un hombre con un duro pasado, debido a los recuerdos horribles que arrastra de la guerra y que parece que todavía no ha superado. Es escritor de viajes. Va recorriendo Europa y llega a Inglaterra de donde descubrimos que era oriunda su madre. Como personaje de una novela histórica (no romántica), es un hombre de mundo, de mente abierta, muy educado, decidido, lo que promete lo cumple y todo lo que Georgina le pide, lo hará. Por ella está dispuesto a descubrir aquello que ella no puede. Es más, cuando descubre el gran secreto de su vida, no encontrará momento para contárselo, porque no quiere herirla. 
El primer encuentro será en Oxford, pero los ojos de Georgina nunca los olvidará Justus, por ello la hará sufrir durante una cena (ella vestida de mujer). Él la reconoce y no la delata, porque desde el primer instante él se enamora, aunque no lo sabrá. Ella tampoco. Su relación avanza lenta, pero se saborea mucho y te impacientas por volverlos a ver juntos. Todas esas escenas se van superando por el amor, la intimidad que comparten (no hay escenas de cama), los secretos que se confiesan, los roces, incluso los esfuerzos que hacen por verse, a pesar de que la razón no sea exactamente esa, pero en el entusiasmo de los dos no permite equívocos. Todos estos ingredientes consiguen que Georgina y Justus sean una pareja inigualable.
Como dije anteriormente, hay un secreto en la vida de Georgina que ella desconoce, porque toda su familia así lo ha querido y, más o menos, la tienen engañada con silencios cada vez más pronunciados que a ella la alteran, sobre todo, cuando recibe los baúles. En medio de todo ello, cuando su espíritu la lleva a estar centrada en aquello que un desconocido le ha dejado, su tía la requiere por la temporada que ha comenzado en Londres y un hombre la ronda. Uno con el que había coincidido y que despierta cierta desconfianza a medida que aparece: St. John Martinaw. Está muy relacionado con su pasado. Es un hombre extraño, solitario, con una integridad religiosa muy fuerte, tanto que te das cuenta de que este hombre no está hecho para Georgina, por mucho que su tía se empeñe. Además, su mente está con Justus y con la hoja de un antiguo manuscrito de Leonardo Da Vinci.
La aparición de los baúles, el trozo de manuscrito y un hecho trágico en la vida de la protagonista (no lo desvelaré, lo siento) harán a que aquella chica que se doblegaba y obedecía a todo lo que le imponían, se revele y luche por lo que quiere y por quien quiere.

La verdad, pensaba que iba a tener un poco más de misterio, pero el tema del matrimonio, de la búsqueda de marido, se hace bastante pesado y se también he echado de menos más escenas entre los dos protagonistas. Por eso la nota que le pongo es de un:

7,5 de 10

3 comentarios:

  1. Como localizó su Blog!!!
    Tengo meses buscándolo :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, simplemente escribe al correo del blog novaeraluna@gmail.com y te diré , un saludo

      Eliminar